la filosofia de akainu el almirante de lava

La filosofía del almirante Akainu

¡Muy buenas, Nakama! Hoy os tenemos algo un poco diferente para ti. Te traemos un artículo de nuestro amigo Luis de Situación de Emergencia en el que analiza la filosofía de Akainu, el implacable almirante de la flota.

¿Estás listo? ¡Agárrate… porque se vienen curvas!

El Perro Rojo de la marina

Se trata de uno de los personajes más odiados de toda la serie. De pocas palabras y muchas acciones, es un marine que causa enorme repercusión en el mundo de One Piece. Ahora ¿Realmente son tan reprochables sus métodos en un mundo donde la piratería está a la orden del día? De ello vamos a hablar hoy.

Akainu es conocido dentro de la Marina como “El Perro Rojo” debido a su seguimiento canino de las órdenes del Gobierno; pero esto es una lectura incorrecta, dado que su fidelidad reside ciertamente en su ideal de Justicia Totalitaria.

Este ideal de justicia es el que crea la inquina hacia este personaje, pues ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de engañar, amenazar o asesinar piratas. Así, es quién miente a Teach sobre intercambiar a Bonny por un barco, de amenazar a Squallo en Marine Fort para apuñalar a Barbablanca por la espalda.

Pero aquello por lo que más le recordamos es por acabar con la vida de Ace ante los ojos impotentes de Luffy.

Todo en pos de destruir la piratería.  Con estos actos podríamos fácilmente asociar su ideología con la de Nicolás de Maquiavelo, filósofo natural de la ciudad de los apuñalamientos por la espalda –Florencia- cuya filosofía gira en torno a demostrar que la virtud y la bondad son solo lastres impuestos por la religión cristiana.

Ser llamado maquiavélico no es malo, pero tampoco es exactamente bueno. Indica que primas la fuerza por encima de todo. Indica que para mantener el poder uno está dispuesto a monopolizar la violencia. Indica que, ante todas las cosas, el fin justifica los medios.

La voluntad de Akainu

Pero Akainu no puede ser encasillado aquí. Este almirante no ambiciona el poder. No quiere controlar al Gobierno Mundial y, si lucha contra Aokiji para hacerse Almirante de Flota es para cambiar la dinámica de la Marina en sí, no por desear poder o riqueza.

Para Maquiavelo la misericordia y el respeto no son cualidades del buen príncipe. Sin embargo, Akainu respeta a Kizaru y le disuade de ir a combatir a Wano sin mucho conocimiento de las fuerzas enemigas y le perdona la vida a Aokiji tras vencerle en Punk Hazard.

Como vemos, Akainu es mucho más que un malo malísimo. Es un dictador militar, que quiere restarle poder a los Dragones Celestiales y eliminar el sistema de Shichibukais, puesto que para él es la Marina quien realmente garantiza la paz mundial.

Esto quiere decir que su visión es más bien dualista. La Marina es absolutamente buena y los piratas son absolutamente malos. Por ello, deshumaniza a los piratas, hasta el punto de no merecer ni agua y no dudando en emplear guerra sucia por eliminarlos de la faz de la Tierra.

Además, no permite la disidencia en sus filas, como bien se vio cuando los piratas en Marine Ford se retiraban y él empujaba a sus tropas a la persecución a toda costa y, más específicamente, cuando intenta ejecutar a Cobby.

Esta visión túnel, el estar con la Marina o contra ella, le empuja a hacerse con el mando de la Marina y adoptar estrategias más ofensivas como trasladar la sede al propio Grand Line.

Akainu y el leviatán de Hobbes

Esta postura tan extremista deriva de la filosofía del empirista Thomas Hobbes. Para él, la vida es un estado permanente de lucha entre todos contra todos. De ahí su máxima “El hombre es un lobo para el hombre».

Bandai Banpresto - Figuritas One Piece - Sakazuki Akainu The Three Admirals Figuarts Zero 18 cm - 4573102581464
97 Opiniones
Bandai Banpresto - Figuritas One Piece - Sakazuki Akainu The Three Admirals Figuarts Zero 18 cm - 4573102581464
  • Figurine one piece - sakazuki akainu
  • Uno de los tres admiradores de la marina One Piece
  • Producto de colección
  • Producto de excelente calidad

Por temor a la violencia y a la muerte, los ciudadanos de un estado ceden el monopolio de la violencia a un estado que regula la convivencia. Se establece el Contrato Social en el que se le cede el poder a un Estado Absoluto, el llamado Leviatán.

Este Leviatán es un dios mortal, al que le hacemos ofrendas de libertad individual a cambio de protección y seguridad.

Akainu comparte estas ideas, considerando a la Marina como el paladín de la justicia y a él mismo como su punta de lanza. Si él mismo no actúa, el orden mundial se desmoronará ante hordas de piratas y los individuos sufrirán todos los males de la humanidad ante ellos.

Este ideal de justicia a toda costa es lo que mueve a este almirante a combatir a personajes de la talla de Barbablanca, Ace o Teach sin amedrentarse.

Lo que este almirante no entiende es que esa actitud totalitaria es lo que inspira al surgimiento de más y más piratas. Es un mundo como el de One Piece, en el que el gobierno asfixia a sus habitantes hasta el punto de acudir a la piratería como única vía hacia la libertad.

Así, la hostilidad con la que persigue a Luffy en Marine Ford inspira a los piratas de Barbablanca a defender a este. Al acorralar a Barbablanca, inspira a este mismo a lanzar un último grito, a recordar al mundo que el One Piece existe y a inspirar a miles de piratas por todo el mundo.

Y tú, Nakama ¿Tienes alguna otra interpretación sobre la ideología de Akainu? Déjanoslo saber en los comentarios.

Última actualización el 2022-03-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad